12-09

Messina

Noticia

Entrar en un restaurante cerrado produce a menudo la misma desolación que colarse en un teatro vacío, pero Messina cerrado transmite en cambio el espíritu de un espacio vivo, construido con esmero centímetro a centímetro, y preserva el calor humano pese a la sobriedad minimalista de la decoración. Todo está en orden, incluso con la encargada de la limpieza pululando silenciosa por el comedor mientras que el chef Mauricio Giovanini atiende visita tras visita en los sofás rojos del local.
Compensa la timidez con amabilidad natural y facilidad de palabra. Se sienta inclinado hacia el interlocutor y posa sobre las rodillas unas unas manos enormes. Parece cansado. En esa casa no se para desde noviembre. Para empezar, la estrella Michelin. Luego, el primer cierre del restaurante en mucho tiempo para dar descanso al equipo y ajustar la nueva carta, y por último, el nacimiento de su tercera hija, que mantendrá a Pía Ninci, su esposa, cómplice, socia, sumiller y jefa de sala, alejada del negocio unas semanas.

Ver nota completa en: http://www.malagaenlamesa.com/noticias/201601/26/magia-alquimista-paciente-20160126190312.html

Volver